lunes, 13 de julio de 2009

Estas son las mañanitas....




El 16 de julio del año pasado cumplí años.

He aquí la relación de regalos y situaciones.
  1. Mi mamá me regaló una balanza. Tiene cuenta calorías, calcula el índice de grasa corporal y ofrece en su pantalla consejos para una vida sana.


  2. Mi suegra me regaló dos cortes de tela. Metro y medio de muselina blanca para una blusa y dos metros de rayón para una falda. El regalo incluyó un patrón para la confección de las piezas. Blusa de aire romántico y falda hasta los tobillos con mucho vuelo. Es la copia de su ajuar. Quiere disfrazarme de ella. Lalo sonrió amplio. Mi suegro hizo un gesto lúbrico.


  3. Mi cuñado me regaló un casco. Yo no tengo moto. Él sí.


  4. Lalo, mi marido, me regaló cien dólares. Como iba a Miami con su prima me dio el dinero para que me comprara lo que quisiera. Me pidió que le trajera unos binoculares. Le compré los más baratos. Costaron 94 dólares.


  5. Entre todos me llevaron a un restaurante para celebrar. Se emborracharon. Se burlaron de mi forma de caminar, de mis ideas políticas, de mi acento. Le pidieron al cantante del local que me tocaran las mañanitas. Cuando fui al baño, mi cuñado intentó manosearme. Cuando me despedí de mi suegro me metió la lengua en la boca.


  6. Faltan tres días para repetir la reunión. Llevo horas mirando el techo. He llegado a la conclusión de que ahorcarse no es tan sencillo como parece. La ducha se partiría, mi cielo raso no tiene vigas, no encuentro de dónde colgar una cuerda.

5 comentarios:

Señorita Cometa dijo...

Pues aqui se repite la historia de "vagina muerta y pene muerto" pero en su versión "suicidio homicidio"...
¿No te parece que sería mucho más satisfactorio y provechoso matarlos a todos en vez de matarte tú misma?
Con la pesa y la suegra ya se me han ocurrido varias ideas, si necesitas una mano solo avisa...

ZAYADITH HERNÁNDEZ dijo...

jaja...
me recuerda a algunos de mis cumple, claro en ese momento no me reí pero me han regalado de todo: zapatos de otra talla que no es la mía, cd de grupos que han terminado por gustarme ( tres años después)y paro de contar...este año he pedido una moto, seguro me regalan una camisa de los yanquees o del Porto F.C. jaja...de lo patético me río...quien quita, igual me sorprenden con un viaje a un destino paradisíaco como a una isla que no me guste...haberlos haylos...
Besitos.

Fatima dijo...

Leyéndote me doy cuenta que tenía que haber escrito un blog cuando estaba casada: mi familia política bien daba para un post similar a éste. Y es que en los regalos siempre la clavaban (también y tan bien como en la tuya).

Un saludo

PD. Me gusta mucho vuestro blog.

Aquelarre Anónimo dijo...

A mí mi marido me regaló una bicicleta en Navidad de hace muchos años. (a mi no me gustan las bicicletas ni soy de hacer ejercicio). Al día siguiente me la pidió "prestada" para ir a dar una vuelta. Yo se la presté y, mientras él se preparaba para salir, vací una lata de aceite para auto en la primera esquina que él tendría que tomar. Hoy todavía usa bastón.

amor y libertad dijo...

igual mejor que suicidarse huir, ¿o no? o divorciarse