lunes, 13 de julio de 2009

cita a toda costa


Hoy (con horror) caí en cuenta de que en esta ciudad no hay quien haga depilaciones los lunes.
Es como si el lunes estuviesemos condenadas a ser peludas, primigenias, neanderthales.
La cosa me irrita.

Obviamente no voy a renunciar a mi suculenta noche por tan nimio detalle, de algo han de servir los diez años de psicoanálisis.

8 comentarios:

Anónimo dijo...

¿Acaso el psicoanálisis funciona como la depilación laser? Los pelos son lo de menos. Disfrute usted de su cita

Ophir Alviárez dijo...

Yo creí que esos eran asuntos meramente terrenales, pero ya veo que también las brujas sufren por esas “pequeñeces“.

Me gusta el desenfado de las voces, estaré cerca.

Un saludo,

OA

amor y libertad dijo...

los que amamos generosos no miramos ese detalle

ZAYADITH HERNÁNDEZ dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
La Gata Insomne dijo...

Ay rata peluda te descubrí!!!
por fin apareció alguien que te depilara??

te veo prontito allí entre plaquettes el día de mi santo

besos

Aquelarre Anónimo dijo...

A las ratas peludas las metemos en el caldero y las cocinamos para nuestras pociones. Mal podríamos ser una.
¿Qué color tiene su pelaje? Curiosa al fin como todo ejemplar de su especie, lamento decepcionarle.
Try again.

Saluditos
Señorita Cometa

Marina dijo...

A mí Lalo le gustan los pelos.

mariapahn dijo...

¿y desde cuando unos pelos pueden coartar a la vida? en fin..., yo que soy una "osa" sé que el movimiento hippie viene bien de vez en cuando, ¡soy hippie hoy te parece bien! mañana, tal vez, vuelva a mi tribu de ejecutivas...jejejeje