lunes, 13 de julio de 2009

De ritos y repeticiones


Por mi culpa, por mi culpa, por mi grandísima culpa -decía el cura, al tiempo que Pepe repetía en eco y se daba golpes a la altura del corazón, en automático. ¿ Se imaginan a Pepe en el baño, recien levantándose de soltar sus deposiciones matutinas en la poceta, limpiándose el culo tres veces seguidas mientras repite: "por mis ganas, por mis ganas, por mis grandísimas ganas"? En esto pensaba Ana mientras el cura seguía con el resto del ritual.

Hacía mucho que Ana había dejado de ir a misa. Estaba allí por compromiso con un amigo que había perdido a la madre recientemente. Misa de muertos. Y siguió pensando el resto de la eucaristía en que los asistentes siguen el rito sin detenerse a pensar por qué es que la iglesia quiere que nos creamos que todas nuestras culpas son por hacerle caso al corazón (pues es allí donde debemos golpearnos sin compasión). ¿Acaso no se supone que sea de allí de donde salga el amor hacia uno mismo y hacia el prójimo?

La próxima vez que muera la madre de un amigo, Ana pasará circulares a los asistentes de la misa. Ya luego será culpa de ellos si quieren seguir dándose golpes en el corazón.

4 comentarios:

Pamela dijo...

Buenísimo blog. Gracias por pasar por el mío. es un placer leerte, te anoto en mis favoritos. (ah, otra cosa: el cáncer de mama no duele ni pica, llega simplemente)

Maria D. Torres dijo...

O cuando uno come: por mi hambre, por mi hambre, por mi putísima hambre!!!
Qué desgracia con la culpa!

amor y libertad dijo...

estoy con el corazón, un abrazo a todas

ZAYADITH HERNÁNDEZ dijo...

YO YA NO ME DOY GOLPES DE PECHO...ES QUE ME DUELE MUCHO (DOLOR VERDADERO, NO MORAL)... YO SÓLO DIGO, "LA PUSE ¿VERDAD?" Y ÉL ME LA ANOTA PORQUE NO ME CONFIESO... COMO ESTÁN LAS COSAS, CAPAZ QUE EL CURA TIENE (VAMOS, SEGURO) MÁS VIDA NOCTURNA QUE YO...ASI QUE NI GOLPES DE PECHO, NI CONFESIONES Y HACE MESES QUE NO VOY A MISA, PERO SI ES POR LA MUERTE DE ALGUIEN, MEJOR SEGUIR SIN IR.
BESITOS.